Mejillones al Vapor con Tomate

  • Mejillones al Vapor

  • Mejillones al Vapor
    con Pimentón

  • Mejillones al Vapor
    con Apio

  • Mejillones al Vapor
    con Vinagreta

  • Mejillones al Vapor
    con Vino


  • "Mejillones al Vapor con Tomate"

    Receta de Mejillones al Vapor con Tomate





    Aprende cómo se elaboran unos deliciosos mejillones al vapor con tomate con esta receta. La podrás tener lista en pocos minutos y resulta ideal para servir como aperitivo. Aquí te enseñamos como hacerla paso a paso.

    Ingredientes:

    - Mejillones, sobre un kilo
    - Tomates maduros, tres grandes
    - Una cebolla grande
    - Vino blanco, 150 ml
    - Aceite de oliva
    - Tomillo, un par de ramas
    - Pimienta molida
    - Sal


    Preparación:
    Para hacer estos mejillones al vapor con tomate vamos a comprar unos mejillones frescos y de buen tamaño, para que nos den buen sabor a la hora de tener la receta lista. Vamos a limpiarlos para dejarlos bien limpios, para lo que les vamos a quitar las barbas, tirando bien de ellas para quitarlas al completo. Y con un cuchillo raspamos las conchas para quitar toda la suciedad que tengan pegadas. Finalmente lávalos en agua y déjalos escurrir bien.

    A continuación vamos a pelar la cebolla y picarla bien, y también lavamos bien los tomates, les quitamos los tallos y los troceamos en trozos pequeños, pelándolos antes si te gusta más así. Ponemos una sartén grande con aceite de oliva virgen a calentar, y cuando esté caliente le echamos la cebolla troceada para pocharla bien con un poco de sal. Hazlo a fuego suave para que no se queme, y cuando esté doradita, añádele el tomate troceado, un poco de sal, pimienta molida y el tomillo.

    Dejamos que se cocine bien el tomate a fuego lento durante unos 15 minutos, para que se consuma y se espese un poco. En ese momento colocamos por encima los mejillones ya limpios, y dejamos cocinar con la sartén tapada y a fuego suave durante unos 7-8 minutos, que es el tiempo que necesitarán para hacerse y abrirse del todo. Si necesitan un poco más de tiempo, déjalos hasta que estén listos.



    Una vez los tengas ya hechos, retira los que no se hayan abiertos, porque estarán en mal estado, y ve colocando los que si se han abierto en una fuente o bandeja, quitando las conchas que no tienen la carne del mejillón pegada. Una vez las tengas todas bien colocadas, agrégales una cucharadita de la salsa de tomate por encima para rellenarlas, y sirve los mejillones al vapor con tomate para comer en caliente antes que se enfríen. Esperamos que os guste la receta tanto como a nosotros.