Mejillones al Vapor con Vinagreta

  • Mejillones al Vapor

  • Mejillones al Vapor
    con Pimentón

  • Mejillones al Vapor
    con Apio

  • Mejillones al Vapor
    con Vinagreta

  • Mejillones al Vapor
    con Vino


  • "Mejillones al Vapor con Vinagreta"

    Mejillones al Vapor con Vinagreta





    Riquísima esta receta de mejillones al vapor con vinagreta que os mostramos a continuación, sin duda una de las más sabrosas y fresquitas que podemos enseñarte a preparar. Aquí tienes la receta detallada.

    Ingredientes:

    - Dos kilos de mejillones
    - Un litro de agua
    - Un par de huevos grandes
    - Una lata de pimiento morrón
    - Una cebolla
    - Un poco de perejil picado
    - 150 ml de aceite de oliva virgen
    - 60 ml de vinagre de manzana
    - Sal


    Preparación:

    Asegúrate de comprar unos mejillones bien frescos y de buen tamaño, algo fundamental para obtener un buen resultado haciendo la receta. Limpia bien los mejillones y desecha los que estén abiertos o rotos, esos no nos sirven. Para limpiarlos bien tira de las barbas de los mismos y quítalas todas. Y con un cuchillo bien afilado raspa las conchas para dejarlas limpias de todo lo que tuvieran pegadas. Acaba enjugándolas bien en agua fría. Mientras limpias los mejillones pon los huevos a cocer, lo que llevara unos 12-13 minutos desde que los eches en agua hirviendo.

    Para cocer los mejillones vamos a usar una olla amplia, en la que echamos el agua y una pizca de sal, y ponemos a calentar. Colocamos los mejillones en la olla y tapamos la misma, y cuando empiece a hervir el agua tendremos los mejillones listos en unos 6-8 minutos. Al acabar el proceso, desecha los mejillones que no se hayan abierto, y quédate con los que sí lo hayan hecho, y deja que se enfríen.

    Mientras tanto vamos a preparar el acompañamiento de los mejillones al vapor, para lo que vamos a picar lo más fino que podamos la cebolla, el perejil, los huevos cocidos ya pelados y el pimiento morrón escurrido y los mezclamos bien en un recipiente amplio. Por otro lado hacemos la vinagreta, mezclando el aceite, el vinagre y la sal, y removiendo para que emulsione, y entonces la echamos en el recipiente con el picadillo y lo mezclamos bien y dejamos enfriar en la nevera.





    Cuando los mejillones se hayan enfriado, quitamos las conchas que sobran, dejando las que tienen la carne del mejillón, y metemos las mismas a enfriar en la nevera. Cuando vayas a servirlos, ve rellenando los mejillones con una cucharada de la vinagreta que habías preparado y ve colocando los mismos de forma ordenada en una fuente o bandeja, y sírvela para comer sin que pierdan el frío.