Mejillones al Vapor con Vino

  • Mejillones al Vapor

  • Mejillones al Vapor
    con Pimentón

  • Mejillones al Vapor
    con Apio

  • Mejillones al Vapor
    con Vinagreta

  • Mejillones al Vapor
    con Vino


  • "Mejillones al Vapor con Vino"

    Receta de Mejillones al Vapor con Vino





    Turno ahora para preparar una receta de mejillones al vapor con vino, una receta muy completa y de gran sabor, que te mostramos como preparar de forma sencilla. Sigue leyendo y aprender a hacerla en casa.

    Ingredientes:

    - Un kilo de mejillones
    - 40 ml de vino blanco
    - Dos dientes de ajo
    - Un par de hojas de laurel
    - Pimienta negra en grano
    - Perejil picado
    - Enebro, un poco
    - Aceite de oliva virgen


    Preparación:

    Es importante emplear mejillones de buena calidad y frescos, que no sean muy pequeños, para que el resultado sea el mejor al acabar de hacer la receta. Y antes de nada ponte a limpiarlos, ya que antes de cocerlos hay que quitarles toda la costra de las conchas y las barbas. Usa un cuchillo afilado para raspar las conchas y dejarlas limpias, y tira de las barbas para extraerlas todas. Luego límpialos bien en agua. Resérvalos para más adelante.

    Ahora vamos a preparar el resto de ingredientes. Vamos a pelar los dientes de ajo y los laminamos. Lavamos un poco de perejil y lo picamos tras quitarle los tallos. Echamos todo lo anterior en la cacerola en la que vayas a preparar los mejillones. Añade un buen chorreón de aceite de oliva virgen, el vino, dos hojas de laurel, unos granos de pimienta negra, un poco de enebro y por encima coloca los mejillones ya limpios y escurridos.

    Ponemos la cacerola a calentar a fuego medio, para que se cocinen los mejillones, que estarán listos en unos diez minutos. Al acabar la cocción, separa los mejillones abiertos de los cerrados, desechando estos últimos, porque estarán en mal estado. Los que se hayan abierto vamos a quitarles la concha de arriba, la que está vacía, y las separamos de las que tienen el mejillón.





    Repartimos las conchas con los mejillones sobre una bandeja o fuente grande, y sobre ellas verteremos el jugo que ha quedado en la cacerola, para lo que puedes colarlo con colador. Y ya puedes servir en caliente este rico plato de mejillones al vapor con vino, que resulta un entrante ideal para picar.